Minientrada
0

Continúa la gira europea “Alma Bohemia. Jamila Purofilin & Rey Montesinos”. 31 de Julio. Sala Milwakee. Summer Jazz 2019.

Miércoles 31 de Julio, 22hs. Av. de la Bajamar, 10. El Puerto de Santa María, Cádiz.

Jamila Purofilin presenta “Alma Bohemia”, un concierto de boleros cubanos, acompañada por el maestro Rey Montesinos. La próxima parada será en El Puerto de Santa María, Cádiz. Como parte de la programación del “Summer jazz”, en la Sala Milwakee.
Ya están a la venta las entradas.
Cada habanero, allí donde se encuentra, celebra en este 2019 el 500 aniversario de la capital de todos los cubanos. Jamila Purofilin, natural del barrio La Víbora, situado al sur de la ciudad, se ha marchado desde Galicia hasta la isla, previo a los festejos, para preparar un concierto que es un tributo al bolero, género que cultiva desde hace veinte años.
“El filin, estilo que tomó al bolero como su base, es habanero. Nació en el Callejón de Hammel por la década dorada de la música cubana, los años ’40. Es como el tango para los porteños de Buenos Aires y Montevideo. Es el lenguaje que todos utilizan cuando quieren enamorar a alguien, sentados al muro del malecón. Todos y todas saben que un bolero con filin, no falla. Explica sonriendo la cantante”.
La peña del bolero de la UNEAC (Unión nacional de escritores y artistas de Cuba).
Muy cerca de allí, casi por casualidad, Jamila Purofilin tropezó con Rey Montesinos en la Peña del bolero de la UNEAC, un sábado en la noche. Era Octubre del año pasado (2018), invierno, pero nadie se enteraba porque las temperaturas rondaban los 30 grados. Allí, junto a una amiga argentina, pudo disfrutar de la buena salud del género en las manos de un maestro que cuando ella era niña, fue célebre por sus composiciones (La sintonía de Radio Enciclopedia, o la balada, La primera carta, por citar algunos) , y además por ser el director de la Orquesta de la radio y tv cubana, más un afamado programa televisivo titulado “ Todo el mundo canta”.
Después de una breve charla, terminaron acompañados por la esposa de Montesinos y la amiga porteña, conversando tras la barra del “Restaurante bar El emperador”, mítico local de copas y música en directo, situado en los bajos del majestuoso edificio Focsa.
Después de que Rey, -como sus amigos le dicen a Montesinos, deleitó a la peña con unos instrumentales, sin avisarle presentó a Jamila Purofilin como venida desde Galicia (España), donde canta boleros habitualmente.

2

Ella cantaba boleros. Tres tristes tigres de Cabrera Infante.
“Fue mi primera vez en La Habana. Aquello estaba repleto de un público variopinto, pero sobre todo joven. Era muy de los años ’50, un auténtico garito con alfombras rojas y cortinas pesadas, grandes luminarias y espejos húmedos. Aunque había mucho ruido la gente al escucharme cantar bajó la voz e hizo silencio. Me pareció estar sumergida por un momento dentro de ‘Tres tristes tigres’, la novela tan conocida de Guillermo Cabrera Infante”.
“Montesinos es especialista en “seguir”, -como se dice en el argot, a los cantantes. Posee oído absoluto, y un entrenamiento tal que solo necesita escuchar las primeras notas, para acompañar con certeza. Además, se sabe de memoria todos los boleros del mundo, -añade Jamila.
“Entonces comencé con “Si me comprendieras”, un bolero de José Antonio Méndez que para mí resulta evocativo de mis años mozos. Mientras escuchaba las armonías preciosas que iba poniendo Rey, fue como entrar en una película, un sueño del que desperté con los aplausos del público.
“Después vino un pedido de bis, que hice con “Dos Gardenias” de Isolina Carrillo. Se trata de un bolero que lo he ido haciendo mío. De nuevo, aplausos que reconocí auténticos, porque sé cómo se aplaude en Cuba cuando al público le gustas. Nunca en mi vida había cantado tan cómoda, con total seguridad para expresar mis sentimientos. Entonces entendí el prestigio de Rey Montesinos como acompañante y director de orquesta. Es un genio lleno de filin”.
“Montesinos en un genio lleno de filin”.
Cada vez que Rey sorbía su wisky ( bebida preferida por el maestro), contaba una anécdota nueva relacionada con los ídolos de Jamila. Él trabajó con Elena Burke siendo muy jovencito, de quien dijo ser la mejor cantante que haya acompañado nunca, y luego cuando habló de sus amigos ahí estaban José Antonio Méndez (Novia mía), César Portillo de la luz (Contigo en la distancia), y por supuesto Isolina Carrillo (Dos gardenias), sin olvidar a uno común, el musicólogo y poeta Helio Orovio, de quien estuvo muy cerca hasta sus últimos días. Orovio es el autor del “Diccionario de la música cubana”, y “300 boleros de oro”, entre otros notables textos de divulgación musical.
Durante esa misma madrugada comenzaron a soñar un reencuentro que prepararían para el 2019. Rey Montesinos tenía saudade de España. En 1993 dirigió música del espectáculo “Antología del bolero”, del que existe un disco en Spotify. Dirigió a una veintena de músicos cubanos que recorrió toda la península y pusieron de moda de nuevo al género, según el propio director del espectáculo, otro maestro pero en este caso español, Ángel Fernández Montesinos.
Las peñas habaneras del bolero.
“Así que nos volvimos a encontrar en La Habana durante cinco meses, en espacios donde el maestro cuenta con un público fiel y muy selecto. Otra cosa que me encantó fue disfrutar de nuevos cantantes de grandísimo nivel, interpretando como solo los cubanos de la isla, lo pueden hacer”.
Así sucedió en la peña del bolero de la UNEAC de los sábados, donde los afamados actores Alden Nigth y Natacha Díaz, son presentadores. La peña de Leo Montesinos (hija del maestro), en la Casa de cultura de Plaza, una excelente cantante que también cultiva el filin; y la peña “Trova sin traba”, de Andrés Pedroso, ex director del célebre grupo “Manguaré”, también en la UNEAC. Todos lugares donde Jamila Purofilin fue aplaudida enormemente, según propias palabras de Montesinos.

Contratación abierta: 693-804563.

Anuncios
Minientrada
0

El próximo domingo 9 de Junio, a las 18hs, en la carpa ubicada en la Praza da Quintana, de Santiago de Compostela, dentro del marco de la SELIC (Semana do libro 2019), se presentará el libro “Vida de perros”, de Mercedes Carballea López; autora cubana que acaba de recibir mención en el Premio “La Puerta de Papel”, del país caribeño.

Jamila Purofilin, hija de la autora, estará acompañada para la ocasión por Coralia Rodríguez, actriz cubana y narradora oral, quien representará uno de los relatos titulado “El juicio”, además de su espectáculo unipersonal “Palabras de ultramar”, a las 19hs, en otro de los espacios de la SELIC.La semana del libro, que este año está dedicada a La Habana en sus #500 años, ha elegido a “Vida de perros”, así como “Palabras de ultramar”, donde Coralia Rodríguez pone voz y cuerpo a palabras que escritores como Alejo Carpentier, Lino Novas Calvo, y Nicolás Guillén, dejaron como testimonio de los vínculos cubano-gallegos.

Mercedes Carballea López, con ascendentes en Galicia, cuenta en sus historias, cómo de humanos son los perros, y cuán crueles, podemos ser los hombres y mujeres. Además de una eficaz metáfora social, estos relatos llegan desde la isla, para que los atesoren los niños, los jóvenes, y lo que de ellos queda en los adultos.

Minientrada
0
www.cuartopexigo.com
La dueña de la tienda especializada en fotografía artística, Cuarto Pexigo, situada en el Mercado de Abastos de Compostela, exhibe el cartel del concierto de Jamila Purofilin, Alma bohemia.

El lunes pasado, a solo dos días de las Festas da ascención 2019, Santiago de Compostela se tornó espléndida. A pesar de ser lunes, la ciudad como  cuando sale el  sol, luce lo mejor guardado durante sus incontables días de lluvia.

Y yo me dediqué a retratarla con mi ojo atento, y la tarea de pegar los carteles de “Alma bohemia”, mi próximo concierto que tendrá lugar aquí mismo.  

Volviendo a Santiago ciudad,  esta me volvió a emborrachar con sus vericuetos, sus puntos de fuga al alcance de la  mano, y ese por consiguiente mareo al atravesar callejuelas inclinadas que  desembocan en diminutas e inesperadas plazoletas. Por mucho que halla trasegado yo por una  de las  ciudades medievales mejor conservadas de Europa.

Entre dos edificios monumentales, una calle muy estrecha, exhibe su punto de fuga al alcance de la mano.

 Mientras comunicaba con mis carteles diseñados por el historietista cubano Laz,  recordaba, cuánto había cambiado para bien esta ciudad, cuánto se hubo modernizado desde que la pisé por primera vez en 2009, cuando me invitaron a cantar en la Praza de Cervantes, durante el “Festival dos abrazos feito a man”.

 Cuánto cambió para bien, sobre todo en estos últimos 4 años.

Saudade do Machín fue el segundo concierto que dio la cantante cubana Jamila Purofilin en Compostela, en el Festival dos Abrazos feito a man, 2009.

Publicaré en mi página de Facebook Jamila Purofilin un álbum para disfrute de  mis amigas y amigos que están lejos geográficamente y siempre me preguntan dónde vivo. Siempre les cuento que tengo una vida en Compostela, y otra en Cuba. “Dos patrias tengo yo, Cuba y la noche”, como escribiera el apóstol José Martí. Dicho así, en la ciudad de Santiago apóstol (O Apóstolo).

También  para  quienes  estando en Compostela, no perciben, ¿o tal vez sí?, la belleza cotidiana,  lo sorprendente, la magia de una urbe tan antigua, espiritual y moderna como Santiago, que siempre reserva sorpresas como un concierto de música gallega,  en algún  lugar inesperado.   

En Compostela, algunos portones antiquísimos como el de la fotografía, soportan cartelillos de conciertos, como el de Lorca Enamorado (Festas da ascención), y Alma Bohemia ( Jamila Purofilin y Rey Montesinos).
Minientrada
0

Traigo noticias sobre la caja de música marca Regina , que encontré durante mi más reciente visita a Cuba en Pinar del Río, la ciudad más occidental de la isla, famosa por cosechar “el mejor tabaco del mundo”. Anuncié en mi página de facebook Jamila Purofilin que abundaría sobre aquella, a la cual atribuyen ser antecedente del fonógrafo de Edison y el gramófono de Berliner.

Viaje a la Semilla.

Solo hay que detenerse y escuchar su hipnótico sonido para imaginar todo lo que la rodeó en su mejor momento. En cuáles suntuosos salones habrá sonado, antes de llegar a donde la exhiben hoy , el Centro de documentación e información musical Argeliers León, sobre la avenida José Martí de la ciudad citada.

Don Marcial, protagonista de Viaje a la semilla, el cuento del escritor cubano Alejo Carpentier Premio Cervantes (1977) ; bien pudo haber ostentado una similar en la casa que se iba levantando por obra y gracia de “lo real maravilloso americano”, estilo acuñado por el propio autor de El siglo de las luces.

La caja que nos ocupa data del año 1896, según los especialistas del Centro Argeliers, un año después de comenzada en Baire la Guerra necesaria, contienda independentista definida así por el apóstol cubano José Martí.

Pero lo que más vislumbro es el momento en que los padres de Don Marcial, la desempaquetaban para hacerla sonar luego de darle cuerda, para asombro de aquellas familias de la Danza de los millones, que habitaban casas de cuento como la sede del Museo nacional de Artes decorativas en La Habana, ciudad que por estos días cumple su aniverario 500. #Habana500

Pocos datos hay sobre dicha “cajita”, que fuera encargada previamente a un artesano pinareño para su total restauración, luego de ser donada al Centro Argeliers León por el Museo nacional de la música.

Aquel día de mi visita pude disfrutar de una completa exposición con motivo de los 100 años de Argeliers León, llamado “el padre de la musicología cubana”, quien dejó definido exactamente el concepto de “lo afrocubano“, esbozado por su predecesor Don Fernando Ortiz, también conocido como “segundo descubridor de Cuba”.

Allí exhibían fotografías de Argeliers, documentos, partituras, dibujos propios, y libros del autor del ensayo “Del canto y del tiempo”, al que todos los especialistas y divulgadores de la música latinoamericana, consideran una referencia imprescindible. En la muestra había fotos con su esposa, -hoy viuda, la gran investigadora y maestra María Teresa Linares, además de un curioso poema de su amigo Nicolás Guillén, con quien celebró un cumpleaños en el París de los ’50.

Rita, Pedro Junco y Polo Montañes.

En el mismo centro poseen la más completa colección de Rita Montaner, sobre nombrada “La única”, de quien acabo de leer una excelente biografía: “Rita Montaner: testimonio de una época. Edit. Oriente”, escrita por el periodista y divulgador , Ramón Fajardo Estrada, de quien disfruté años atrás: Déjame que te cuente de Bola”. Edit. Oriente 2011, y aguardo el momento en que caiga entre mis manos Ernesto Lecuona: cartas. Edit. Oriente 2014, y “Yo seré la tentación: María de los Ángeles Santana”. Edit. Letras cubanas, 2013 y 2016.

Vea el documental Con todo mi amor, Rita; de Rebeca Chávez.

El centro Argeliers León tenía para mí reservadas unas cuantas sorpresas, entre ellas un mural realizado con la técnica del Trencadís, creada por el arquitecto Antonio Gaudí (1852- 1926) y empleada con virtuosismo en la Casa Milá (La Pedrera) , y el Parque Güel barcelonés.

Se puede apreciar allí una pieza original realizada con esta “técnica de cerámica quebrada para el recubrimiento de superficies” Una guitarra con sus cuerdas, que preside el patio interior donde se celebran al aire libre recitales de música. Su director, Elpidio Gómez Prieto, estaba muy entusiasmado porque las próximas obras de ampliación incluyen un mural semejante, también heredero del trencadís.

Me abrieron las bóvedas deshumidificadas donde conservan cuidadosamente no solo el legado de Rita Montaner, sino el de los populares compositores como Polo Montañés y Pedro Junco.

Para mi asombro su trabajo no queda en la investigación musicológica, sino que además atienden al público pinareño, y ponen a su disposición la colección de música propia y extranjera, archivada en formato digital.

Me obsequiaron por esta vía, una copia de un documental de la televisión cubana sobre el autor pinareño Pedro Junco, el malogrado autor fallecido con apenas 23 años en 1943. El compositor del bolero Nosotros”, y otras piezas del género, aún goza de enorme popularidad internacional.

Sobre el particular pude recabar un interesante comentario de Rey Montesinos, hijo pródigo de Pinar del Río. Dice el guitarrista, director de orquesta y compositor.

“Es cierto que René Cabel cantó “Nosotros” por la radio el día 25 de abril del 1943 y al poco rato Pedrito murió, ésto me lo dijo el mismo René Cabel a quien conocí en Colombia el día 27 de enero del 1994 en una cena que se hizo en homenaje al natalicio de José Martí en la Embajada cubana en Bogotá. Él me lo contó, pues coincidimos en la cena esa tarde-noche. También se ha dicho que “Nosotros” la estrenó Cabel pero no fue así. La estrenó en Pinar del Río , Tony Chiroldi, en el Teatro Aida, el 16 de enero del 1942. Lo se porque Tony, que fue amigo mío gracias a mi padre.”

Tal recorrido pinareño me ha motivado a cantar en el concierto de “Alma Bohemia”, donde tendré el lujo de ser acompañada por el maestro Rey Montesinos, el bolero “Nosotros” de Pedro Junco, y a saber: “A Rita Montaner”, un bolero de César Portillo de la luz dedicado en vida, a La Única.

Entradas para los conciertos “Alma Bohemia”, ya a la venta.

5 Julio 2019. Sala Fundación SGAE. Rúa das Salvadas, 2. Santiago de Compostela.

Barcelona. 12 Julio.

Madrid. 8 Septiembre.

Con tecnología de Eventbrite

Minientrada
0

Siempre quise grabar en La Habana porque tenía la sensación de que los discos registrados cerca del malecón tenían otro sonido, incluso un sabor más cercano a nuestra esencia cubana. De hecho recuerdo haber hecho algunas pesquisas en los estudios de la EGREM (Empresa cubana de ediciones musicales), en pleno San Miguel entre Lealtad y Campanario, Centro Habana.

 Solo hay que ver  las imágenes del cineasta alemán  Win Wenders para imaginar tal  sensación.    Allí llegué  con mi esposo- productor en 2009, para saber de precios y condiciones de trabajo. Para nuestra sorpresa, en el estudio donde se había grabado Buena vista social club, había goteras aunque los funcionarios aseguraran que estaba recién remozado.

Nunca terminamos de saber cuánto costaba la hora de estudio, porque todo estaría sujeto a la decisión de alguien que decía tener una libretica mágica con teléfonos de los mejores productores y músicos del país. La condición para abrirla era sencilla. Obsequiarle películas uruguayas en DVD, pues las coleccionaba. Al salir, admiré los rostros  de Josephine Baker (más bien el lomo), luego el de Benny Moré, y acto seguido a Rita Montaner en grandes carteles; y todos coincidían en que aquel no era lugar para mí, al menos por el momento.

Llegué a la sabia reflexión de que para grabar una demo, -o un disco, hacen falta varias condiciones que aún no había reunido. Saber lo que grabar. Serían boleros, como siempre; y con quién hacerlo. Lo importante era ajustarse a lo que yo quería y podía expresar con mi voz en ese momento.

Alma bohemia. (Ya puedes comprar tu entrada aquí). 5 de Julio 2019. Santiago de Compostela. Sala Germán Copini (SGAE). Rúa das Salvadas, 2.

Entonces tuvo que pasar el tiempo, tanto como diez años, para que yo me tropezara con Rey Montesinos, en la noche frondosa de boleros de la UNEAC, y pergeñáramos una grabación a dúo con los temas que yo iba ensayando con él en el saloncito de su apartamento de la calle J.

Fue emocionante el día en que vi a Montesinos desplegar frente a mi el arreglo que hizo de mi tema con Julio Cortázar, “Blues for Maggie”. De todos los que le mostré, fue el que más le cerró. Después de escuchar las grabaciones previas que había hecho, mas la melodía por mi entonada, se armó con su caballo Sibellius ( el softwear), y corrigió a mano una partitura que iba  ejecutando con la guitarra. Sonaba como yo lo había soñado alguna vez: el verbo de Cortázar se elevaba con la propia letra del cronopio, y bailaba.

 Le invité a él y su esposa manager (Teresa Taboada) a algún lugar lindo para celebrar,  frente a una buena mesa, lo sucedido. Yo hacía tiempo que no frecuentaba restaurantes en La Habana, y sabía que había muchos recién estrenados por doquier. Estábamos finalizando 2018, y el ambiente económico de la isla se  notaba en despegue en el comercio privado, como en el turismo, tratándose de nuevos hoteles como el emblemático Packard, donde se grabó por primera vez el bolero Dos gardenias, de Isolina Carrillo.  

Habana blues.

Aquellos eran mis primeros arreglos sobre papel, y además, los boleros del filin  que yo había querido cantar “como Dios manda”, “Si me comprendieras”, “Dos Gardenias”, “Noche cubana”; entre otros; tenían en Montesinos al mejor de todos los acompañantes.

Él lo iba aderezando con anécdotas vividas  junto con sus colegas Isolina, César Portillo, José Antonio Méndez, sin descontar a intérpretes que fueron sus amigos y yo idolatraba desde pequeña.

Habana blues, fue el restaurante al que me llevaron. La idea era de la pareja,   que ya había asistido y acertó nuevamente. A un costado del Hurón azul de la UNEAC, por la calle H, en una casa típica del Vedado de los años ’20 o  ‘30, con dos plantas color azul prusia. En los bajos el establecimiento, y los que aguardaban por su turno merodeaban bajo las aceras arboladas, o hacían tiempo en el  parque aledaño de 15 y H.

Ya dentro, para mi sorpresa, los camareros y camareras eran nada menos que los actores jóvenes de las novelas y series de moda, que sigo intachablemente desde youtube. Y lo hacían tan bien como en la gran pantalla. Además, el recuerdo de esa película de Benito Zambrano, “Habana blues”, que me encantó y he vuelto a ver .

Y es que yo leí algunos de los primeros borradores de los cortometrajes de Benito Zambrano. Cuando él era un estudiante español en la Escuela internacional de cine y televisión de San Antonio de los Baños (EICTV), con apenas 28 años, yo trabajaba como encargada de pos producción.

Allí conviví con las “crisis creativas” de aquellos muchachos que eran de mi edad. Quién iba a decir en alguna de aquellas noches de insomnio en San Tranquilino, que una película de ese andaluz tozudo, llegaría  a convertirse en el emblema de los jóvenes actores y músicos de las nuevas generaciones cubanas, y además,  diera lugar a un restaurante de moda.  

Mira el Making off de la película “Habana Blues“.

Entonces era como ver realizada la tesis de la novela  “62.  Modelo para armar, de Cortázar, donde los hechos acaecidos por unos personajes redundan literalmente en el acontecer de los otros. Así sucedía con  “Blues for Maggie mi canción, porque  Montesinos acompañó a Maggie Prior y ahora arreglaba lo que Don Julio escribió pensando en ella.

Allí estaba como maestra de ceremonias, -o encargada, Tamara Castellanos, entre tantos que actúan en las novelas y seriales cubanos:   “La sal del Paraíso”, “En fin el mar”, “Con ciencia”, y seriales como “Uno”, “Cuando una mujer” ( que ella protagoniza), y  “Tras la huella”.

Se escuchaba muy bajito un piano con boleros, el aire acondicionado permitía disfrutar de la nocturnidad a pleno día, y la comida era sencillamente magnífica, como la decoración que lo hacía sentir a uno dentro de una cálida pecera.

Comida de autor sabrosa, sobre todo pescado autóctono en una isla donde suele escasear. Creativa y sin aspavientos. Helado Coopelia más cake al como postre, siempre con  chocolate.  Y el sueño culminaba en unos selfies con Montesinos,  quien es muy popular y  siempre que sales con él, alguien lo interpela para hacerse la foto como uno más de la familia.

 Esta vez  junto con  Tamara Castellanos, destacada actriz negra, presentadora del programa de enfoque feminista “Cuando una mujer”. Ella conoce a Rey desde jovencita pues ha sido amiga y compañera de estudios de su hijo, el primogénito que es actor y director teatral, vive en Madrid, y se llama como el padre, Reinaldo Montesinos.

Y a los pocos días, cuando hubo turno en el estudio, nos fuimos a grabar al Nelson Estudio.

Yo repetí por mi cuenta, en el magnífico Habana blues y experimenté nuevas y muy buenas sensaciones. Hasta me encontré con Enrique Molina, el veterano y gran actor, comiendo en  familia.

Luego quedamos en casa de Rey, y salimos en su coche Polsky azul, que es como un pequeño hurón azul, reminiscencia de la época soviética y que merece una publicación aparte. En él atravesamos el legendario barrio El Vedado, con sus calles de abecedario, y llegamos a una gran mansión que hace esquina, como en las películas de Holywood.

Comenzaba a llover torrencialmente, y al poco de entrar en el Nelson estudio, ya nos esperaba nuestro amigo Estanis Cordero, realizador de programas musicales de las emisoras Radio Metropolitana y Radio Taíno.

Este estudio es muy frecuentado, tal como testimonian las fotografías del recibidor, por figuras relevantes de la escena cubana e internacional como Rosita Fornés, Omara Portuondo, Leo Montesinos, así como  directores de cine como Fernando Pérez, quien suele elaborar allí sus bandas sonoras.

Es muy cálido, tiene mucha madera, y la sonrisa de Nelson, el técnico y dueño, hace que la sesión transcurra como un encuentro casual, para quitarle hierro al asunto.

Grabamos cinco canciones, y cada vez que hacíamos una, dábamos  una escucha y pasábamos por mi voz el afinador bajo la supervisión de Rey que daba el visto bueno a las propuestas que iba haciendo Nelson, quien es guitarrista también.

Realmente fue un reto  para mí.  Una cosa es cantar en directo con Rey Montesinos, y otra ver cómo cuando ejecuta para grabar lo hace con tal elocuencia, que si te dejas deslumbrar, te inhibes y no puedes expresarte con naturalidad. Sencillamente corres el riesgo de perder la  concentración por creer que no estás a la altura.  Para mi fue una clase magistral, me dejé llevar porque ante él siempre ganan  la humildad, el compañerismo, incluso el sentido del humor, en lugar del egocentrismo tan al uso.

Así cumplimos el tiempo estipulado (cuatro horas) y salimos de allí con una  demo de la  que aún estamos satisfechos porque nos sirvió como  punto de partida, para enrumbar un trabajo que tendrá continuidad en la gira “Alma Bohemia”, a partir del 5 de Julio con un concierto en Santiago de Compostela (España).

Prueba de ello es   que tres meses después grabamos en directo un vídeo en el exterior del Museo Hurón azul del pintor Carlos Enriquez (Patrimonio nacional) ,  con el técnico de sonido Tony Carreras.

En ese predio por donde pasearon notables figuras del arte cubano: Nicolás Guillén, Alejo Carpentier, Félix Pita Rodríguez, entre tantos,  al aire libre una mañana soleada, nos colocaron los micrófonos y nos pusimos a cantar.

Esta no es la forma en que se hacen habitualmente los video clips, en los cuales los músicos se doblan a sí mismos. Nos parecía más genuino, como un documental donde se escuchan junto con nuestro sonido natural, el de las aves y frondas del lugar, las mismas que inspiraron en su estudio parraguense,  al escritor y pintor de “El rapto de las mulatas”.

Entradas para el concierto “Alma bohemia”.

Minientrada
0

¡Entradas a la venta aquí!

“Alma Bohemia”, será un concierto ( y gira) que conmemora el 500 aniversario de La Habana. Jamila Purofilin acompañada por el maestro Rey Montesinos, actuará el 5 Julio 2019 en la Sala Germán Coppini, sede de la SGAE (Sociedad general de autores y editores de España), en Santiago de Compostela. En la Rúa das Salvadas, 2. A las 20:00Hs.

Cada habanero, allí donde se encuentra, celebrará en este 2019, el 500 aniversario de la capital de todos los cubanos. Jamila Purofilin, natural del barrio La Víbora ( situado al sur de la ciudad), se ha marchado desde Galicia hasta la isla, previo a los festejos, para preparar un concierto que es un tributo al filin, género que cultiva desde hace veinte años.
“El filin, estilo que tomó al bolero como su base, es habanero. Nació en el Callejón de Hammel por la década dorada de la música cubana, los años ’40. Es como el tango para los porteños rioplatenses. Es el lenguaje que todos utilizan cuando quieren enamorar a alguien, sentados al muro del malecón. Todos y todas saben que un bolero con filin, no falla. Explica con sonrisa la cantante”.


Alma bohemia…
Muy cerca de allí, casi por casualidad Jamila tropezó con Rey Montesinos Muñoz, en la Peña del bolero de la UNEAC (Sede de la Unión de escritores y artistas de Cuba), un sábado a la noche. Era Octubre de 2018, invierno, pero nadie se enteraba porque las temperaturas rondaban los 30 grados. Allí, junto con una amiga argentina, pudo disfrutar de la buena salud del género más sensual de todos, en las manos de un maestro que cuando ella era niña, fue célebre por sus composiciones (La sintonía de Radio Enciclopedia, por ejemplo.), y además por ser el director musical y jurado de un afamado programa televisivo titulado “ Todo el mundo canta”.
Después de una breve charla, terminaron acompañados por la esposa de Montesinos y la amiga porteña, conversando tras la barra del “Restaurante bar El emperador” , mítico local de copas y música en directo, situado en los bajos del majestuoso edificio Focsa.
Después de que Rey, -como sus amigos le dicen a Montesinos, deleitó a la peña con unos instrumentales, sin avisarle presentó a Jamila Purofilin como venida desde Galicia (España), donde canta boleros habitualmente.


Ella cantaba boleros. Tres tristes tigres de Cabrera Infante.
“Fue mi primera vez cantando en La Habana. Aquello estaba repleto por un público variopinto, sobre todo joven. Todo era muy de los años ’50, un auténtico club con alfombras rojas y cortinas pesadas, grandes luminarias y espejos húmedos, donde aunque haya mucho ruido la gente al oírte cantar baja la voz y hace silencio. Entonces, da validez o no a lo que haces. Me pareció que estaba metida en la novela ‘Tres tristes tigres’, de Cabrera Infante”.
Montesinos es especialista en seguir a los cantantes. Posee oído absoluto, y un entrenamiento tal que solo necesita escuchar las primeras frases para acompañar con total certeza. Además, se sabe de memoria todos los boleros del mundo, -añade Jamila.
“Entonces comencé con “Si me comprendieras”, un bolero de José Antonio Méndez que para mí resulta muy evocativo de mis años mozos. Cuando comencé, mientras escuchaba las armonías preciosas que iba poniendo Rey, fue como entrar en una película, en un sueño del cual solo desperté con los aplausos del público.
“Después vino un pedido de bis, que hice con “Dos Gardenias” de Isolina Carrillo. Se trata de un bolero que lo he ido haciendo propio. De nuevo aplausos que yo reconocía sinceros, porque sé cómo se aplaude en Cuba cuando al público le gusta algo. Nunca en mi vida había cantado tan cómoda, con total seguridad para expresar mis sentimientos. Entonces entendí el prestigio de Rey Montesinos como acompañante y director de orquesta. Es un genio lleno de filin”.


Lo mejor de todo esto era que cada vez que Rey sorbía su wisky ( bebida preferida por Montesinos), contaba una anécdota más relacionada con los ídolos de Jamila. Él acompañó a Elena Burke siendo jovencito, de quien dijo ser la mejor cantante a la que haya acompañado hasta el momento, y luego cuando habló de sus amigos ahí estaban José Antonio Méndez, César Portillo de la luz, y por supuesto Isolina Carrillo, -quien fuera vecina suya, sin olvidar a uno común, el musicólogo y poeta Helio Orovio, de quien estuvo muy cerca hasta sus últimos momentos. Orovio es el autor del “Diccionario de la música cubana”, y “300 boleros de oro”, entre otros notables textos de divulgación musical.
Entonces, esa misma madrugada ya comenzaron a soñar un reencuentro que prepararían para el 2019. Rey Montesinos tenía saudade de España. En 1993 fue director musical del espectáculo “Antología del bolero”, del que existe un disco. Se puso al frente de una veintena de músicos cubanos que recorrió toda la península y pusieron de moda de nuevo al bolero, según el propio director teatral del espectáculo, otro maestro pero en este caso español, el Premio nacional de teatro,Ángel Fernández Montesinos.

El Camino de Santiago…

“Así que nos volvimos a encontrar en La Habana durante cinco meses, en espacios donde el maestro cuenta con un público fiel y muy selecto. Otra cosa que me encantó fue escuchar a nuevos (para mí) cantantes de gran nivel, interpretando como solo ellos, -los cubanos de la isla, lo logran hacer. Así ocurrió en la peña del bolero de la UNEAC de los sábados, donde los afamados actores Alden Knigthy Natasha Díaz, ejercen de anfitriones. La peña de Leo Montesinos en la Casa de cultura de Plaza, una excelente cantante que también cultiva el filin, y la peña “Trova sin traba”, de Andrés Pedroso, ex director del célebre grupo “Manguaré”, también en la UNEAC. Todos lugares donde Jamila Purofilin fue aplaudida enormemente, según propias palabras del propio Rey Montesinos.
Así que la próxima escala de esta aventura musical será una gira española titulada Alma bohemia, que comienza el 5 de Julio en Santiago de Compostela, continúa en Barcelona, y ya tiene fecha para Madrid.

Entradas a la venta aquí!

Cita
0

Esta comenzó en Ourense en la pasada Semana Santa, y culminará mañana 16 de Agosto en el Ciclo Baiverán, de Baiona (Pontevedra), tras haber pasado por Santiago de Compostela, y Lavapiés (Madrid). La cantante cubana Jamila Purofilin, se presentará mañana en el ciclo “Baiverán”. En la propia plaza del Concello de Baiona (Pontevedra) a las 23:00 […]

a través de Jamila Purofilin finaliza su gira de primavera- verano 2018, “Bolerista en viaje”. — Tributo a la Mildiez