Minientrada
0

Emocionante ver  antes de comenzar,  el clip animado de la canción “Blues for Maggie”, de Julio Cortázar .

Los presentes, sentados en las cómodas butacas del Centro de día de la Cocina económica de Compostela, pudieron ver cómo la dulce voz de una cantante se deslizaba entre los avatares del protagonista de la historia. Una historia circular, pues el propio narrador se ha convertido en personaje de tanto acertarlo.

Todo muy propio de Julio Cortázar, el autor de “Historias de Cronopios y de famas”.

El animado es propiamente   un boceto realizado por un equipo argentino dirigido por el talentoso Tim (Javier Timossi), quien  aún no ha sido  aprobado para su comercialización, pero sin dudas tiene enormes posibilidades comunicativas.

Gracias a las imágenes del ilustrador argentino Rep, la animación de Tim, y las Cortázar Songs de Jamila Purofilin,  tenemos un Cortázar que nos incita a leerlo y disfrutarlo desde “otro lado”.

¡Sálvalo, mamita!

Se trataba del  último día de actividades  en el “Centro de día”, que aunque continuará funcionando  como cocina durante los meses de verano, pone pausa al  resto  de sus actividades culturales.

Comencé explicando  que la célebre “Guajira guantanamera” de Joseíto Fernández,  -gracias a los poetas del “Grupo Orígenes”,  lleva versos de José Martí, y esto ha permitido que el mundo entero y los cubanos de todas las generaciones no hayan olvidado los Versos sencillos del Apóstol. También dije que gracias a la SGAE y su iniciativa; la música de los autores más anónimos, está llegando a quienes más lo necesitan.

Di paso entonces al   recital de “Cortázar poeta”,  de quien  fui enunciando datos biográficos para que el auditorio  se ubicara e incitara hacia   la  búsqueda de  sus novelas, cuentos y poemas.

Sonaba muy bien todo. Transeúntes que iban por el empedrado compostelano  se quedaban escuchando afuera.  La atención más el silencio,  son el mayor estímulo para una intérprete que pone el corazón en lo que hace. También lo es, que “El Correo gallego” haya enviado a unos de sus fotógrafos (Arxina), para dejar testimonio de una gira singular como “Julio Cortázar Songs” en SGAE Actúa.

Creo que los sentidos atentos  de los asiduos al Centro de día, expresaron  su agradable sorpresa ante  un programa que algún especialista al uso, no hubiera considerado  idóneo. Hablamos sin complejo de poesía, de imágenes, de geografías. ¿Y por qué no? ¡Abajo el paternalismo !

Pero repito; este público nuevamente nos pone en la disyuntiva de a dónde llevar nuestras canciones de autor.

El trayecto por los 8 poema estuvo aderezado por “Sabor a mi”, porque siendo cubana aquella tarde soleada nos llevaba hacia El Bolero.  Así  fue cómo cantamos juntos el gran tema del autor mexicano Álvaro Carrillo.

¡Qué cómodos nos sentíamos, como en casa!

Al final, dimos  las gracias a los organizadores, -a Nazaret especialmente, tan atenta a todos los detalles. A los que asistieron (entre ellos había monjitas entusiastas)  y me esperaron para felicitarme a la salida. Un  representante del público utilizó el micrófono para agradecer la presencia de Jamila Purofilin en la célebre Cocina económica, y hubo de nuevo aplausos.

Como agasallo, -porque en estos lugares siempre hubo un regalo por parte del público, nos invitaron a pasar  un día a comer  por La cocina, y de paso  ver las obras de restauración con que se ha beneficiado el antiguo inmueble. El lugar donde mejor se come en Compostela, y lo digo con conocimiento de causa.

Imagen
0

San Fermín en Santa Marta. SGAE Actúa.

 

Hoy 7 de Julio, ha tenido lugar el último concierto de Julio Cortázar Songs en los Centros socioculturales de Compostela, dentro del ciclo SGAE Actúa. El teatro del C.S. Cultural Santa Marta, uno de los más nuevos y mejor equipados, con un diseño perfecto y una acústica envidiable; sirvió de marco para que Jamila Purofilin interpretara sus canciones de Julio Cortázar.

Los medios de comunicación digitales del Concello de Santiago, así como los periódicos El Correo gallego y La voz de Galicia, se hicieron eco en sus agendas; lo que permitió que contásemos con un pequeño público ( 15 personas) que nos eligió dentro de la multifacética programación de un día como San Fermín, pistoletazo de salida de cada verano.

Las condiciones creadas para la ocasión fueron las mejores con diferencia. El acústico en un espacio así, permitió que los asistentes, -la mayoría mujeres de diferentes edades; se conectaran con la esencia de la lírica en su versión más pura.

Sentí  los aplausos más dilatados y enérgicos de toda mi carrera (-ya son 20 años) al final de cada canción, y el silencio se convirtió en un objeto entre las imágenes que nos iban provocando a cada instante.

El tiempo, ese enigmático personaje que en la novela “El perseguidor” es el verdadero protagonista, se me escapaba. Qué envidia no poder ocupar una de las cómodas butacas rojas de la platea y disfrutar de la palabra echa canción atravesando todo un cuerpo, recreando épocas, situaciones diversas, emociones disímiles que iban desde el amor ingenuo de “Cinco últimos poemas para Cris”, hasta la hecatombe creada en  Los amantes”: …Todo se desordena a través de ellos, todo encuentra su cifra escamoteada.

También dio para leer, leer al poeta desnudo de “Pameos y meopas”, y ver cómo la música intrínseca es una aliado incondicional del verso. Era difícil alcanzar de un solo intento el caudal abarcado por Cortázar en una frase, capaz de en su poema “Notre-Dame la nuit”  describir desde la manera más inusual y elíptica, todas las situaciones que implican un cortejo amoroso no correspondido.

Imagino que después de escuchar las canciones de Julio Cortázar Songs, habrá por parte de los presentes una búsqueda de alguna voz poética conocida, un reencuentro con la poesía, o quién sabe y esto sería maravilloso, con el mismo Don Julio.

Fue también estimulante que las propias organizadoras del evento, la coordinadora del centro Santa Marta y la de los Centros socioculturales; pudieran constatar por ellas mismas como público, el resultado de su apuesta al programar nuestro espectáculo.

Agradecimos públicamente a la SGAE y su fundación por esta iniciativa de llevar nuestra voz a lugares donde ha sido tan bien recibido: con atención, respeto, sin prejuicios  y con gran receptividad.

Cálidos los aplausos y saludos personales de despedidas. Al final, la “Guajira guantanamera” de Joseíto Fernández con versos del Apóstol de Cuba José Martí. Para confirmar que la música y la poesía hecha canción nos ha permitido a lo largo de los tiempos no olvidar, y enaltecer el legado de las mejores voces de nuestra lírica hispano americana.